CPD

Conociendo en detalle los determinantes de la conducta alimentaria en la obesidad.

Autor: Comité Editorial NetMD ​

Released: 01/11/2022 Valido hasta: 31/12/2023

Conociendo en detalle los determinantes de la conducta alimentaria en la obesidad

Image

La obesidad es el resultado de múltiples interacciones de nuestros genes con el medio ambiente.

      Las personas vivimos en un medio ambiente obesogénico, con factores del entorno que promueven comidas de altadensidad energética, generando así una elevada propensión hacia la obesidad.

      Factores económicos tales como el acceso o disponibilidad a ciertos alimentos, factores culturales, religiosos,educacionales, y el clima o el medioambiente donde las personas desarrollan su vida, pueden promover hábitos poco saludables. Además, también debemos tener presentes los factores cognitivos tales como; percepciones sensoriales,preferencias alimentarias, influencias parentales, actitudes, aversiones, creencias, emociones, estrés, estados de ánimosextremadamente relevantes en la conducta ingestiva de las personas y también los factores biológicos: el perfil genético yla homeostasis o la regulación energética.

      Para comprender las bases de la obesidad debemos conocer los circuitos del sistema nervioso central involucrados enla regulación del equilibrio energético y señales homeostáticas y hedónicas que informan al cerebro sobre el estado deequilibrio relacionado con el estado nutricional.

 

¿Cuáles son los factores que influyen en el acto de comer?

      El acto de comer comprende una red compleja. Tanto el hambre como la saciedad y el balance energético están regulados por un sistema neuro-endocrino que se integra a nivel del hipotálamo, el sistema homeostático, que incluye señales de origen periférico y de origen central que regulan la ingesta con el objetivo de mantener el peso corporal.

Además, coexiste con el sistema hedónico de regulación del apetito, que se asocia a la activación del sistema de recompensa en respuesta a un alimento de alta palatabilidad o generador de una sensación de placer independientemente de su valor nutricional. Y finalmente, el sistema ejecutivo; donde se ejecuta decisión, la acción del comer, y del cual va a depender la conducta ingestiva de las personas tanto en salud como en la enfermedad obesidad.

      El conocimiento del componente homeostático ha ganado terreno en los últimos 20 años gracias al advenimiento de los nuevos métodos de diagnóstico por imágenes que nos permiten conocer el funcionamiento del sistema nervioso central.

      El hipotálamo, uno de los principales protagonistas en la regulación homeostática del apetito, es el centro cerebral donde se encuentra una compleja red de mecanismos neuronales encargados de regular el hambre, la saciedad y el balance de energía. Está compuesto por diversos núcleos que regulan diferentes funciones dentro del organismo, entre ellos la ingesta. Cabe destacar el núcleo ventromedial, el área hipotalámica lateral, el núcleo paraventricular y el núcleo arcuato. ¿Y por qué es importante destacarlos? Por sus funciones: se ha demostrado que  lesiones del núcleo ventromedial se asocian a un aumento del apetito y la obesidad, y por el contrario, una lesión en el área hipotalámica lateral se asocia a una disminución de la ingesta y perdida del apetito; el núcleo paraventricular está encargado de recibir de otros núcleos cerebrales, información referente a la ingesta y por supuesto, uno de los más importantes, el arcuato, donde se producen los péptidos secretores que están relacionados con los estímulos orexígenos y anorexígenos . Resumiendo, en el hipotálamo existen dos circuitos neuronales opuestos: uno encargado de estimular la ingesta mediados en el núcleo arcuato por el neuropéptido Y (NPY) y la Proteína Relacionada a Agouti (PRAg) y el otro, encargado de inhibir la ingesta mediado por POMC/MSH. Estos dos circuitos son afectados por hormonas externas y otros factores periféricos e interaccionan con otros centros cerebrales permitiendo una integración entre influencias ambientales, hedónicas y homeostáticas

      Sin embargo, si la conducta alimentaria únicamente estuviera regulada por sistemas homeostáticos, el acto de comer sería simplemente una respuesta a una necesidad biológica y la mayoría de las personas mantendrían un peso corporal normal. Por el contrario, el proceso de regulación del apetito en seres humanos es mucho más complejo, ya que existe placer subjetivo al ingerir algún tipo de alimento, preferentemente los “palatables”; disfrutamos la presentación de un plato con aroma, texturas e incluso con el sonido que resulta de la masticación por ejemplo de alimentos crujientes

      Las emociones, el estrés y los factores sociales hacen que exista una vía diferente a la homeostática que regule la ingesta. Las vías hedónicas pueden a llegar a contrarrestar al sistema homeostático incrementando el deseo de comer alimentos altamente palatables a pesar de estar saciados.

      La regulación del sistema hedónico comprende 3 circuitos, 1) circuito de la gratificación 2) circuito dopaminérgico y 3) circuito opioide-endocannabinoide. Comprenden neuronas insulares, de núcleo estriado, hipotálamo, tronco encefálico y región meso cortico- límbica relacionadas con el incentivo -representaciones cerebrales de la motivación y atención frente a estímulos gratificantes- y el hedonismo que son sensaciones placenteras generadas por conductas motivadas.

      Cabe destacar que en un ambiente obesogénico, el circuito de gratificación esta continuamente estimulado (visión, alimentos palatables). El circuito dopaminérgico induce al organismo a acciones gratificantes. La exposición repetida a señales que se asocian a gratificación va a conducir a un aumento gradual de la respuesta dopaminérgica que refuerza la importancia del incentivo por los alimentos. Finalmente, el tercer componente, endocannabinoide produce mediadores como endorfinas que modulan la actividad del sistema de gratificación influyendo en los componentes de gustar y desear “liking y wanting”. El sistema opioide-endocannabinoide es clave en las conductas motivadas por la gratificación asociada en pacientes con obesidad.

      En resumen, los procesos de regulación del apetito en los seres humanos son muy complejos, implican no solamente las vías homeostáticas fisiológicas y metabólicas sino que también un amplio rango de factores externos relacionados con la percepción, vías hedónicas, experiencias previas y la conducta alimentaria propia y que, dentro del hedonismo, como hemos visto, los factores más importantes incluyen la vista y olfato, el tacto  e incluso la memoria y los recuerdos de gratificación; por lo tanto en el ser humano no solamente se busca la biología.

      El ser humano busca alimentarse más allá de la necesidad fisiológica; disfruta de la comida a través de su sabor, color, textura, incluso a través de su sonido y su representación cerebral.

      Todos estos aspectos pueden hacer que se coma de manera excesiva y de aquí la necesidad de tener en cuenta que cada uno de los sentidos son necesarios para entender la patogenia de la obesidad como enfermedad multi-causal y que es importante realizar una integración multi sensorial de la patología y de los componentes asociados, para arribar a respuestas terapéuticas y eficaces y duraderas.

 

 

 

Referencias

 

  1. Hernandez Ruiz de Eguilaz M et al. Endocrinol Diab Nutr.2018;65(2)114-125
  2. Hall et al. Am J Public Health 2014;104:1169
  3. J. Blundell et al. Obesity reviews (2010) 11, 251–270
Codigo de Aprobación: AR22NNM00074

Disclaimer

Material desarrollado con fines de educación Médica continua.
Material exclusivo para profesionales de la salud.
La información aquí presentada es opinión del ponente.

NetMD Education © 2023
Image
Image
Image

Veja o conteúdo científico em português em:

https://mdhealth.com.br/

En caso de presentar inconvenientes para poder ingresar a nuestro portal, haga clic:

WhatsApp Directo

Mail: operaciones@networkmd.org

PLEMED LLC /MD Health USA: 

5537 SHELDON RD SUITE E TAMPA, FL. US 33615

Phone: ‎+1 (610) 684-7844

Argentina: Av. del Libertador 2442, 3rd Floor, B1636 Olivos.
Provincia de Buenos Aires - Argentina
Lun-Vie: 9:30 - 18:00

Mendoza: San Martín 477 - Ciudad de Mendoza

Brasil:

Edifício Silver Tower - Alameda Campinas, 579 - 4º andar - Jardim Paulista, São Paulo - SP, 01404-100, Brasil

Also in México / Colombia 

 

© 2023 NetMD - Connect HealthCare. All Rights Reserved.

Buscar